La pizarra gallega, en armonia con el medio ambiente

2019-10-15

¿Sabías que elegir la pizarra gallega para la cubierta de tu vivienda es apostar por la materia prima más sostenible para esta función? No es sorprendente que la pizarra como piedra natural se posicione como una opción a favor de la sostenibilidad en el sector de la construcción. Este material se somete únicamente a procesos de extracción y labrado, sin requerir tratamiento adicional alguno. La sencillez de su proceso productivo, que no requiere la utilización de materiales artificiales, altos hornos o productos químicos, la convierte en la alternativa sostenible para cualquier proyecto.

Propiedades de la pizarra

Las propiedades naturales de la pizarra le aportan unas características técnicas excepcionales: larga vida útil, alta resistencia, impermeabilidad o capacidad ignífuga. A diferencia de otros materiales prefabricados, la pizarra natural se mantiene inalterable, tanto en el aspecto visual como en rendimiento.

  • La durabilidad es la propiedad que mejor caracteriza a la pizarra de Galicia. Es, además, lo que marca la diferencia con el resto de materiales que se utilizan en las cubiertas. La pizarra va a permanecer inalterable y constante en sus propiedades técnicas frente a agentes atmosféricos y a corrosiones producidas por humos y gases gracias a su composición. En esta invariabilidad reside su durabilidad. Según un estudio de la Universidad de Bath, en el Reino Unido, se estima que la vida útil de una pizarra es de unos 200 años.
  • La pizarra destaca en aislamiento térmico frente a otros materiales de cubrición. Además, si se añade al montaje habitual de pizarra una cámara de aire o materiales aislantes, el ahorro energético por aislamiento será incluso mayor.
  • La impermeabilidad de la pizarra asegura una baja absorción del agua, lo que está directamente relacionado con su durabilidad.
  • La densidad de la pizarra es mayor a la de otros materiales, por lo que supone un mayor aislamiento acústico, tanto ante el ruido aéreo como ante cualquier otro ruido por impacto. Ante este último, la pizarra cuenta con la ventaja de ser un material muy elástico, por lo que es difícil que una losa de pizarra bien colocada entre en resonancia.
  • La pizarra es un material de gran versatilidad. Todas las formas, pendientes o espacios pueden ser cubiertos con pizarra. El uso de la pizarra para cubiertas es el más común debido a las innumerables ventajas que aporta para este fin. Pero este uso no debe eclipsar a las demás soluciones constructivas que puede dar la pizarra, como pueden ser pavimentos interiores y exteriores, revestimientos interiores, revestimientos de fachada, fachadas ventiladas e incluso elementos decorativos en la construcción.

 

La "roca verde"

La pizarra gallega es una clara apuesta por la sostenibilidad que genera riqueza y empleos de calidad. El 60% de la producción de pizarra de España, país líder mundial en el sector, se produce en Galicia. De esta forma, se promueve el carácter ‘verde’ y natural de este material. 

Únicamente sometida a procesos de extracción y labrado artesanal, la pizarra no necesita someterse a ningún tratamiento adicional. Por eso se trata del material idóneo para una construcción más sostenible que permite reducir el impacto medioambiental. 

Además, la industria de la pizarra también promueve el uso responsable del agua. La pizarra natural requiere cierto grado de humedad para el proceso de extracción y de labrado, por lo que para reutilizar el agua es necesaria la creación de circuitos cerrados que ayudan a reducir su consumo. 

No es sorprendente que la pizarra como piedra natural, al requerir un menor procesamiento, presente un bajo gasto energético en comparación con otros materiales de cubierta ya que la pizarra no genera ningún tipo de emisión. Los valores de consumo de energía, y, por tanto, las emisiones de dióxido de carbono dependen siempre de la facilidad de extracción y corte. Además, la durabilidad de la pizarra permite que pueda ser reutilizada en varias edificaciones a lo largo de su vida útil, un aspecto muy a favor de la sostenibilidad del medio ambiente. Se trabaja también en proyectos de I+D+i con el fin de reciclar los residuos de la producción de pizarra y en la rehabilitación de escombreras.

El 95% de la producción pizarrera gallega se destina a exportaciones. Los principales receptores son Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Irlanda y Dinamarca. Además, el sector de la pizarra emplea en Galicia a alrededor de 2.500 personas, convirtiéndose, así, en una industria que actúa como un potente dinamizador económico en Galicia. 

La pizarra es un material que vuelve a recuperar una posición prioritaria con respecto a su utilización gracias a su valor como material sostenible. Debido a sus incomparables propiedades naturales, la pizarra natural es uno de los productos más solicitados y versátiles utilizados para el diseño de cubiertas y fachadas. Pero además de su ciclo de vida la convierte en el material idóneo para la nueva arquitectura sostenible.


 

Fuente: Minería Sostenible de Galicia

Autor: Minería Sostenible de Galicia

Fotografía: Desconocido